viernes, mayo 17, 2013

Palabras II

Sí, ya lo sé, cada uno lidia como mejor puede con eso que. Por más que en definitiva la cosa sea siempre la misma para todos, llamalo amores contrariados, miedo a la muerte, ilusiones desvanecidas o como vos prefieras. Cada uno se defiende como puede, como mejor le sale. Si yo escribo es porque no encontré todavía un modo mejor de hacerle frente a. Es nada más un gesto, como el de quien se pellizca intentando despertar de un sueño, o para comprobar que en realidad no está soñando (absurdo, como si no fuese posible soñar dolores), o como ese otro que se pincha un dedo nada más que para comprobar que todavía sigue vivo. Mis palabras son como una aguja con pretensión de poesía.

No hay comentarios.: