lunes, diciembre 19, 2016

Stendhal

Que un estudiante en el taller haya escrito:
"Gracias a Stendhal / por la frase:
'Dios mío, si existes / apiádate de mi alma, / si es que tengo' ".
Que al buscar, encuentre que Stendhal también escribió:
"¡Dios Santo!... ¿Por qué yo soy yo?"
Comprender entonces que la existencia de Dios,
del alma, Stendhal y yo mismo,
todo forma parte de una misma incertidumbre.



No hay comentarios.: